Yo escribo, vos dibujás

Dramaturgia y Dirección: Federico León

“Yo escribo, vos dibujás”, es una producción de ZELAYA, en coproducción con el Teatro Nacional Argentino – Teatro Cervantes (Buenos Aires), Kunstenfestivaldesarts (Bruselas), Wiener Festwochen (Viena), FITEI (Porto), Teatro do Bairro Alto (Lisboa). Con el apoyo de El Cultural San Martín, Iberescena y Mecenazgo.

Todos los Domingos, Jueves, Viernes, Sábados 19:15 hs. Hasta el 17 de MARZO 19:15 hs.

Teatro Cervantes, Libertad 815, CABA

Programa de mano leído: https://www.youtube.com/watch?v=oQU3Vwa_6Bg

CAOS ORGANIZADO

“No hay y no puede haber nada accidental ni inútil en la naturaleza, cada cosa tiene su función precisa y sirve para un fin definido.
Todos los fenómenos que vivo de manera aislada están conectados entre sí,”
C.G.Jung, Los arquetipos y lo inconsciente colectivo. (Impreso en el Programa de la Obra).

Federico León plantea en su obra un mosaico, un engranaje sensorial en el que cada una de sus partes compone un universo con reglas propias, una función, un propósito, en el que reina una aparente independencia de cada una de las partes respecto de las otras. Lxs espectadorxs, recorren un espacio abierto al juego y a la mirada, con “estaciones”, paradas que atraen por diferentes motivos su atención. Volantes son repartidos a diestra y siniestra, con consignas, apostillas, disparadores, que muchas veces invitan a prestar atención a tal o cuales personajes, que pueden estar jugando al ajedrez, dibujando, lanzando un muñeco a una piscina, tocando el saxo sobre un skate, cuidando la puerta de una heladera o lanzando pelotas sistemáticamente.

La obra semeja a lo que cada noche nos proponen nuestros sueños, a mediados de la función, diversos engranajes cambian de función, se entremezclan, generando nuevas, asombrosas dinámicas. El último tercio, transcurre en un espacio más tradicional, con sillas para sentarse, pero no por ello menos inquietante y movilizador. Una obra que recomendamos y del que sabemos nadie saldrá luego de verla, de igual manera a la que había ingresado.

Sergio Zadunaisky