UN VERANO PARA AMAR, EL CINE DE WONG KAR-WAI

Dictado por Sergio Zadunaisky desde el martes 06 de febrero a las 19 en BORGES 1975, Palermo.

 

The Hand (2004)

Afiche de “La Mano”, mediometraje que veremos econ entrada libre y gratuita

Los filmes de las clases serán exhibidos en parte para su análisis en cada uno de los encuentros.  

Actividad arancelada, módulo completo con descuento, también se puede abonar por encuentro separado, según tus tiempos y las películas que te interesen.

Reservas en [email protected] o al 154 178 2080

BIOFILMOGRAFÍA DE WONG KAR-WAI

Director y guionista chino. Nació en Shanghai en 1958 pero desde muy niño vivió en Hong Kong. Estudió diseño gráfico antes de dedicarse a la televisión como escritor de guiones para la cadena televisiva TVB.

Sus primeros pasos en el cine los dio junto a Alan Tang. Después de trabajar profusamente como guionista durante los años 80, Kar Wai debutó como director con “As Tears Go By” (1988), drama criminal protagonizado por una de sus actrices favoritas, Maggie Cheung, que le valió comparaciones con el mismísimo Martin Scorsese.

Pequeña muestra en vídeo del trabajo de Wong Kar-Wai con el color: https://vimeo.com/201365254

Maggie intervino también en “Days of Being Wilds” (1990). Co-protagonizado por Leslie Cheung y Andy Lau, es un drama psicológico ambientado en los años 60 con el protagonismo de un playboy que descubre que la mujer que le ha criado, una ex prostituta alcohólica, no es su verdadera madre.

2046

En este título colaboró por primera vez con Wong el fotógrafo australiano Christopher Doyle, nombre clave en el cine del autor chino.

“Chungking Express” (1994) estaba protagonizada por Brigitte Lin y Tony Leung, dos de sus intérpretes habituales, y narraba las vivencias románticas de dos policías con una brillante labor atmosférica, gracias a una  estética que ligaba el ensueño melancólico con el lirismo.

Establecido ya como un director de culto tras este film (uno de los favoritos de Quentin Tarantino), Wong estrenó “Ashes of Time” (1994), película de artes marciales de alto presupuesto que tardó varios años en ser terminada.

“Ángeles Caídos” (1995) volvía a sus singulares y atmosféricas historias románticas con rasgos melancólicos, mientras que “Happy Together” (1997) narraba una historia de amor homosexual con acción en Argentina y protagonismo de Leslie Cheung y Tony Leung.

Wong Kar-Wai junto a Christopher Doyle, Director de Fotografía, uno de sus habituales colaboradores

Una de sus películas más populares es “Con Ánimo de Amar” (2000), drama romántico con Maggie Cheung y Tony Leung. Este último actor logró el premio al mejor intérprete en el festival de Cannes.

En “2046” (2004) Wong retomó sus temas de pareja con distinguido tratamiento visual y un añadido de ciencia-ficción.

Su primera película en lengua inglesa fue “My Blueberry Nights” (2007), una road movie con el protagonismo de Norah Jones, Jude Law, Rachel Weisz y Natalie Portman.

En “The Grandmaster” (2013) filmó una biografía del experto en artes marciales Ip Man, el entrenador de Bruce Lee.

 

Acerca de Wong Kar-Wai en la crítica especializada

«Wong Kar-Wai es un inventor de formas. Ha puesto en circulación formas de rodar, de mirar, de concebir, de narrar historias muy originales, muy personales. Su cine conecta mucho con el mundo contemporáneo, es una expresión muy viva de nuestro mundo desde hace diez o quince años. Sus películas no tienen guión. Ni él mismo sabe lo que va a contar. Trabaja como un artista plástico, a medida que la tela va cobrando formas, esas formas van sugiriendo otras. Igual que se decía que Cézanne había pasado toda la vida pintando la misma manzana pero de formas tan diferentes y variadas que fue lo que le convirtió en genio, Wong Kar-Wai habla de lo mismo en todas sus películas: soledad y amores frustrados».

(Carlos Fernández Heredero, Director de Cahiers Du Cinema España)

Chungking Express

«Hay mucho de él mismo y de sus vivencias en sus películas. A mí no me interesa tanto lo que me cuenta de sus personajes o lo que viven, como la emoción que me provoca con una imagen o una canción, que es lo que verdaderamente queda». (Antonio Santamarina (crítico e historiador cinematográfico y gerente de la Filmoteca Española)

 

Dinámica de trabajo:

Ilustración con proyección de fragmentos de sus películas en pantalla grande.

Lugar: Borges 1975 (Palermo)

Fecha de inicio: Martes 06 de febrero a las 19

Informes e inscripción:

114 178 2080 / [email protected]

Programa completo del curso:

Clase 1

As Tears Go By (1988)

Un miembro de bajo perfil de la temida triada hongkonesa se siente al cargo de su hermano pequeño, que está constantemente metiéndose en problemas y, por tanto, cada dos por tres este ha de ser rescatado por su protector. El hermano mayor es un tipo atractivo e inteligente, pero no tiene estímulo ni ambiciones focalizados en subir escalones en la propia organización. Cuando se encuentre en Kowloon con su prima, se enamorará intensamente de ella y se planteará cambiar de vida por completo, dejando la tríada y comenzando desde cero. Para ello su hermano menor, a menos que deje de meterse en problemas, supone un delicado obstáculo.

Days of Being Wild (1990)

Days of Being Wild

Hong Kong, años 60. Yuddy, un joven atractivo y seductor, descubre que la ex-prostituta alcohólica que le ha criado no es su verdadera madre y que además se niega a revelar la identidad de ésta. Esto provoca en Yuddy serios conflictos emocionales que le llevan a forzar a dos mujeres a luchar por su amor.

“Poético film que sigue a media docena de personajes en su búsqueda individual por conectar íntimamente con el resto. En USA obtuvo excelentes críticas.” (FILMAFFINITY)

Clase 2

Chungking Express (1994)

“Con Chungking Express quise realizar una película contemporánea más ligera, pero donde los personajes se enfrentaran a los mismos problemas (…) Chungking Express supone una ruptura en el conjunto de mi obra: los personajes llegan a aceptar su soledad, son más autónomos y más independientes, no hallan desesperación en su propia búsqueda, sino sobre todo divertimiento”. Wong Kar-Wai

Fallen Angels (1995)

Fallen Angels

Film noir con toques bizarros, gran videoclip, película de gangsters versión Wong kar Wai, los rótulos resultan insuficientes y querer encasillar la película en algún lugar no conduce a nada productivo. En “Fallen Angels”, de todos modos, la realización termina imponiéndose a la historia. Los personajes tienen numerosas escenas y momentos de los que se suelen llamar “memorables”, pero terminan funcionando como sumatoria de partes y no como un todo. La fotografía de Chris Doyle y el montaje de William Chang (quien también está a cargo del diseño de producción y del vestuario) son de tal virtuosismo y potencia que la trama pasa en varios momentos a un débil segundo plano.

http://www.imaginacionatrapada.com.ar/Cine/fallen_angels.htm

Clase 3

Happy Together (1997)

En Happy together la eterna ciudad nocturna de Wong Kar-Wai ya no es Hong Kong sino Buenos Aires. Pudo haber sido cualquier otra, porque la capital argentina no tiene otra función dramática y narrativa que ser extraña para una pareja de asiáticos que llegaron a ella “para volver a empezar” una relación que desde el principio se nos plantea como problemática; sólo el hecho de quedar en las antípodas de Hong Kong le da cierta significación, pues acentúa la lejanía en que el par de protagonistas se encuentra con respecto a su lugar de origen. Esta lejanía es el primer signo del desarraigo de los personajes, no sólo geográfico sino también afectivo. Porque son dos hombres perdidos en una ciudad extraña y en la melancolía, que se encuentran indefensos y vulnerables ante las circunstancias, ante su condición de homosexuales y de extranjeros. Por eso cada tanto “vuelven a empezar” esa relación  tormentosa, ese amor fou inconsistente y esa trágica contradicción de los sentimientos que no permite la convivencia ni tampoco la ausencia. (cinefagos.net)

Clase 4

Con Ánimo de Amar (2000)

Tony Leung y Maggie Cheung

Con ánimo de amar supone una revisión estética y narrativa del melodrama clásico de tantas resonancias en las cinematografías vanguardistas, con el cine de la incomunicación de Antonioni como referente de cabecera. Ahondando en esta influencia, Wong presenta unas relaciones personales teatralizadas por sus personajes, temerosos de caer en el mismo pecado en que han caído sus respectivos y pérfidos cónyuges. Petenden jugar a prohibirse la posibilidad de enamorarse porque quieren diferenciarse a toda costa de aquello que ellos mismos han sufrido, de aquello que los ha hecho como son. En realidad, enamorarse les supone, por culpa de una férrea y aleatoria santificación de unas determinadas convicciones sociales, lo contrario de lo que “debe ser” el amor en cualquier sociedad desarrollada, enamorarse les conduce inexorablemente hacia la desaprobación social, hacia la separación. (Rubén Corral en Cineismo)

 2046 (2004)

“Para mi 2046 es un estado mental al que acudimos cuando queremos recuperar lo que hemos perdido, cuando tratamos de conservar no sólo la persona que hemos dejado atrás, sino también el momento y la atmósfera”. En nuestra vida normal estamos atrapados por el tiempo, que gobierna nuestra existencia […] Como director, sin embargo, puedo manejar el tiempo a mi antojo, puedo hacer que diez años pasen en un segundo o que un instante resulte eterno…” (Wong Kar-Wai)