CINE AL AIRE LIBRE EN BORGES 1975

El jueves 22 de marzo a las 20 te invitamos a ver “Corn Island” (George Ovashvili, 2014).

Nuestro espacio de reunión: Borges 1975 (y Soler), Palermo.

Imprescindible inscripción previa en [email protected] o al 154 178 2080. Capacidad limitada. Actividad arancelada. (Atención, promo con descuento para dos o más personas!)

Duración: 101 minutos

Trailer: https://www.youtube.com/watch?v=0ktHpeetfjs

SOBRE LA PELÍCULA QUE DISFRUTAREMOS ESTE JUEVES

Abuelo y nieta. Comunión con la naturaleza.

Con las crecidas de primavera, el río Enguri se precipita sobre las tierras bajas de Kolkheti y, antes de lanzar rocas y limo al mar, las acumula aquí y allá en medio del río. En pocos días, incluso de la noche a la mañana, de estos escollos nacen grandes islas, cuyo suelo es rico y fértil. Un anciano de Abjasia y su joven nieta deciden plantar maíz en una de esas islas. Pero los soldados georgianos andan cerca. (FILMAFFINITY)

“Hay películas que marcan gracias a su aplastante sencillez. Películas que huyen del ruido, del efectismo, de los modelos narrativos imperantes, capaces de romper con lo esperado de la manera más simple y hermosa. Todavía quedan directores con esperanza en la pureza de un cine que roza lo primitivo, amparado por la belleza de un humanismo que parece haber huido del arte de hacer películas. Corn Island suple el ruido y la esquizofrenia cinematográfica que invaden las salas de cine al uso con calma y el silencio roto por el rugido de la naturaleza. La película de George Ovashvili se convierte con cada plano en una de las obras más hermosas y valientes que han pasado por un cine en mucho tiempo.” El Espectador Imaginario

“Para ello, tenemos que empezar de nuevo, desde la ancestral comunión del hombre con la naturaleza. Quizás tampoco sea necesario contar historias y lo que de verdad importe sea ofrecer una experiencia, aquella en la que el hombre habita el mundo. George Ovashvili se toma en serio esa empresa de forma literal cuando detalla de forma minuciosa cómo su personaje llega a una tierra desierta y desde allí, no sólo la hace habitable con la cabaña que se construye sino que la trabaja para que sea una tierra fértil con la que poder abastecerse. La redundancia de planos panorámicos y travellings que enfatizan la isla como un lugar extraño dentro de su propio territorio natural remarcan esta sensación de habitar un espacio más espiritual que material, cosido en las pieles de la fábula como una forma poética de volver a lo fundamental.” Cine Divergente

Premios

Festival Internacional Karlovy Vary: Mejor película

Críticas

 

“La belleza poética de las imágenes, la adoración y el miedo a la naturaleza y el estilo semidocumental evocan irremediablemente a Robert J. Flaherty y a películas como ‘Hombres de Arán’ o ‘Nanook el esquimal’ (…) es una auténtica joya.” Alberto Luchini: Diario El Mundo

“Una obra bella y minimalista sobre la tenacidad y el esfuerzo, serena, limpia, realista, algo triste, muy bien filmada. (…) Puntuación: ★★★★★ (sobre 5)” Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia

“Una asombrosa hazaña cinematográfica presentada con la mayor modestia.” Peter Debruge: Variety

“Una clase magistral de minimalismo con carga emocional (…) ‘Corn Island’ resulta ser un inmersivo placer sensorial con una sólida recompensa afectiva.” Stephen Dalton : The Hollywood Reporter