ALMODÓVAR,  ENTRE EL ESPERPENTO Y EL DESEO

Curso de Dale Cine dictado por Sergio Zadunaisky

El cine de Pedro Almodóvar, dotado de una vibrante comunicación lúdica y expresiva, va directo al espectador. Barroco y sensual, narra un universo de emociones que alcanza la identificación del público. Sus películas han convertido, a la manera de Fellini o Hitchcock, el nombre Almodóvar en una marca registrada. El melodrama, la comedia disparatada, el “giallo” (subgénero cinematográfico de origen italiano, derivado del thriller y del cine de terror), el cine negro, la tauromaquia, los amores desgarrados y las pasiones más intensas, son solo algunos de los muchos elementos que configuran la filmografía de un director ecléctico, siempre magnético. Antonio Banderas, Carmen Maura, Victoria Abril, Chus Lampreave, Penélope Cruz, Javier Bardem, Verónica Forqué, son solo algunos de los nombres de esa gran familia que el manchego supo construir con el tiempo. Douglas Sirk, Rainer W. Fassbinder, Andy Warhol, Fritz Lang, Mondrian, John Cassavetes, Luis Buñuel, Brian de Palma, algunas de las luces que guían su camino.

Dale Cine se complace en invitarte a repasar una de las carreras más intensas y ricas del mundo del cine, analizando lo mejor de Pedro Almodóvar. El curso se dictará los jueves desde el 10 de enero de 19 a 20.30 en “Borges 1975”, Palermo.

Duración: 4 clases, frecuencia semanal.

Lugar; Borges 1975, Palermo.

Se solicita la visión previa del material antes de cada clase. Abonando antes del 31 de diciembre el valor completo del curso, llevate las dos películas de la primera clase sin cargo.

Informes: [email protected] / 154 178 2080

Programa

Clase 1

“¿Qué he hecho yo para merecer esto?” (1984)

“La apariencia de mis películas es muy equívoca y en particular en ésta, donde no cuento una historia de amor, sino el horror y las injusticias en las que vive una mujer. Cuando Carmen (Maura) vio la película me dijo: “¡Qué cruel es el espectador! ¿Cómo puede reírse de todas las desgracias que rodean al personaje? Convierte al personaje en una doble víctima, porque tiene una vida difícil y además la reacción del espectador la convierte en una víctima mayor”.  Lo que cuenta es una historia muy patética, en efecto, pero hay mucho humor en la película y a mí personalmente no me molesta que el espectador se ría cuando la ve”. (Pedro Almodóvar sobre “¿Qué he hecho yo para merecer esto”).

“Matador” (1985)

 Con Matador, el director manchego inicia un cine que busca grandes historias de amor y un romanticismo desaforado, alejándose de la frivolidad de sus primeros filmes. Almodóvar regresa a los grandes sentimientos y ancla su cine en las emociones, rozando, en ocasiones, el más absoluto de los ridículos pero saliendo generalmente airoso del trance.

Almodóvar sobre Matador:

– Matador, realizada en 1986, casi dos años después de “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”, es para mí la película más rara de su carrera, la que menos se parece a las demás. Es su única película en la que, a mi juicio, la temática – la muerte, la fascinación por la muerte y el destino – es más importante que la historia relatada, que no hace sino ilustrar la temática muy fuerte de por sí.

– Sí. Yo estoy de acuerdo con que es la más rara de mis películas. Es una película también absolutamente mía en cuanto a lo que quiero contar. Entiendo también que el tema es más importante que la historia (…) Matador es la película más abstracta que he hecho a pesar de que hable de un tema muy concreto como el placer sexual y la muerte. De todas mis películas es la más lejana del naturalismo o de la realidad objetiva.

(Fragmento de una entrevista publicada en “Pedro Almodóvar, un cine visceral”, de Frédéric Strauss -Ediciones El País/Aguilar, 1994

Clase 2

“Mujeres al borde de un ataque de nervios” (1987)

Después de varios años, Iván y Pepa, una pareja de actores de doblaje, deshace su relación, sin que él sepa que ella está embarazada. Mientras espera en vano noticias de Iván, Pepa intenta habituarse a su nueva situación. Su vida se complica aún más cuando llega a su nueva casa su amiga Candela, que huye de la policía porque ésta ha detenido a su novio, un terrorista chiíta y teme que la involucren a ella en el asunto.

Pepa decide conocer a la actual amante de Iván, con lo que sus “nervios” van en aumento. Por si fuera poco, en su vida entra también por casualidad, Carlos, el hijo de su novio, que acude con la retrógrada novia, a ver el piso para alquilarlo. Todos se concentran en la casa, y el cruce de personajes da lugar a toda clase de situaciones divertidas.

“Átame” (1989)

“En “Mujeres al borde…” hablo de la ausencia del hombre y del dolor que produce, y en “Átame!” hablo de la presencia del hombre y del dolor que produce una presencia que uno no ha elegido, lo cual equivale a hablar del matrimonio, en el sentido de la convivencia de dos personas en la misma casa. Me identifico totalmente con esta historia. (…) Comprendo muy bien el principal problema de Ricky: la dificultad que tiene el amante para demostrarle a la otra persona que la quiere, la incertidumbre que tiene sobre si la otra persona sabe cuáles son sus sentimientos, una incertidumbre que siempre hay en el amor.“ (Almodóvar sobre su película).

Clase 3

“La flor de mi secreto” (1995)

Leo Macías es una escritora de novela rosa, que disfruta del éxito bajo el protector pseudónimo de Amanda Gris. Sin embargo, se encuentra en una profunda crisis personal. Su marido es un militar destinado a Bosnia, cuya ausencia ha dejado en suspenso los profundos problemas que atraviesa el matrimonio.

La Flor de Mi Secreto es una película melancólica, algo oscura y profundamente auto-reflexiva, que marca el punto exacto en que Almodóvar cambia su registro narrativo, dejando tal vez de lado la provocación y le irreverencia para volcarse a un cine mucho más adulto y “maduro.”

“Carne Trémula” (1997)

La historia comienza con un tiroteo en el apartamento de Elena (Francesca Neri, Daño colateral), una heroinómana italiana, de la que se enamora Víctor (Liberto Rabal, Tranvía a la Malvarrosa), que es quien ha empezado el forcejeo en el piso. Alertados por un vecino, llegan dos policías, Sancho (José Sancho, Crematorio), un hombre alcohólico e inestable que sospecha que su esposa Clara (Ángela Molina, Blancanieves) le engaña, y David (Javier Bardem, Skyfall), un joven que prefiere ir por libre. Tras un forcejeo, Víctor dispara a David y le deja parapléjico.
Dos años más tarde, Víctor, en la cárcel, descubre que David, ahora un exitoso jugador de baloncesto en silla de ruedas, se ha casado con Elena, quien ha logrado desintoxicarse. Después de cumplir condena, Víctor vuelve en busca de Elena.
Basada en la novela homónima de Ruth Rendell. Dirigida por Pedro Almodóvar, conocido por títulos como La piel que habito y Volver. Además intervienen en el reparto Penélope Cruz (Volver a nacer) y Pilar Bardem (La vida empieza hoy).

Clase 4

“Volver” (2006)

“No imaginaba que había tanta expectación por nuestro reencuentro. Me sorprende la cantidad de gente que me ha dicho lo contentos que estaban porque Carmen y yo volviéramos a trabajar juntos! Dice una canción de Chavela: “uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida”. Esto se puede aplicar también a las personas.
Siempre existe la incertidumbre, pero afortunadamente la de Carmen se despejó en los primeros trabajos de mesa.

En el guión de “Volver” hay una larga secuencia, casi un monólogo, porque sólo habla el personaje de Carmen, la abuela fantasma. En dicha secuencia Carmen explica a su hija del alma, Penélope Cruz, las razones de su muerte y las de su vuelta, a lo largo de seis intensas páginas y seis no menos intensos planos. Esta secuencia es una de las razones por las que yo quería rodar la película. He llorado todas y cada una de las veces que he corregido el texto (como el personaje que interpretaba Kathleen Turner en “Tras la esmeralda perdida”, una ridícula escritora de novelas rosa, muy kitsch, que lloraba mientras escribía).
La noche que la rodábamos todo el equipo era consciente de su importancia. Había mucha expectación. Esto ponía un poco nerviosa a Carmen que quería abordarla cuanto antes.
Desde “Mujeres…” hasta el “monólogo de Volver” Carmen no ha cambiado como actriz, y descubrirlo ha sido maravilloso.”

(Almodóvar sobre su película).

“La piel que habito” (2011)

Pedro Almodóvar define su último filme como una historia de venganza: «Hay procesos irreversibles, caminos sin retorno (…) “La piel que habito” cuenta la historia de uno de esos procesos. La heroína emprende involuntariamente uno de esos caminos, es obligada de una manera brutal a un viaje del cual no puede volver. Su historia kafkiana es una condena dictada por un jurado compuesto de una sola persona: su peor enemigo. El veredicto, en consecuencia, no es otro que una forma de venganza extrema». Y en esa historia de venganza, el de Calzada de Calatrava no esconde sus influencias. Luis Buñuel, Alfred Hitchcock, el expresionismo de Fritz Lang, la estéticapop del terror de la Hammer, o las derivaciones más kitsch del giallo italiano, el de Dario Argento, Mario Bava o Umberto Lenzi están entre las referencias citadas por Almodóvar, a las que hay que sumar la más evidente: «El lirismo de Georges Franju en “Ojos sin rostro” también me ha servido de inspiración».